:: Estudios Bíblicos

 

Espiritualidad y mundanalidad: ¿Rivales?

Marcos 3:1-6

por Pablo A. Jiménez

Introducción

La espiritualidad es un concepto muy difícil de definir. Por un lado, se refiere a los elementos que llevan al creyente a una relación más profunda con Dios por medio de su Espíritu Santo. Por otro, la espiritualidad es el estilo de vida que adopta una persona al aceptar el don de ser hijo de Dios. De todos modos, el punto de partida y el de llegada son están íntimamente relacionados. El punto de partida es el seguimiento de Jesús; el de llegada, la fraternidad con los demás.

Lo contrario a la espiritualidad es la mundanalidad. El "mundo" no debe entenderse en términos concretos; aquí "mundo" no se refiere a la creación. Este concepto, pues, caracteriza lo que se opone a Dios. Como dice I Juan 2:15: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.”A continuación, nos acercaremos a Marcos 3:1-6 para buscar cuál era el criterio utilizado por Jesús para decidir lo que era "espiritual" y lo que era "del mundo". En nuestro estudio, veremos que para el Señor Jesús este criterio es la Vida misma. Todo lo que afirma la vida es "espiritual" y lo que mata o destruye al ser humano es "mundanal".

Ejercicio #1

1. Describa el perfil de una persona "espiritual", contrastándolo con las características de la gente "mundana". Sea lo más claro y directo posible en sus comentarios
2. Haga dos listas, una de actividades "espirituales" y otra de actividades que se consideran tradicionalmente "mundanales" por los hermanos y hermanas que formanparte de nuestra Iglesia.

Contexto histórico

Se cree que Marcos fue el primer evangelio que se escribió. La tradición católica afirma que el evangelio fue escrito en Roma por Juan Marcos, quien fuera "traductor" y acompañante del apóstol Pedro. Sin embargo, los estudios más recientes sobre el tema señalan que Marcos fue escrito probablemente en la región de Galilea.

No sabemos quién escribió Marcos. Los títulos de los evangelios fueron asignados a mediados del segundo siglo de la era cristiana (cerca del 150 d.c.). Por eso, en términos críticos, los títulos tradicionales no son totalmente confiables. Por esta razón, lo único que podemos afirmar con seguridad es que Marcos -- al igual que los demás evangelios -- es anónimo.

Sobre el tiempo de composición, podemos afirmar que Marcos probablemente fue escrito en el tiempo de la Guerra Judaica, que se extendió desde al año 66 hasta el 70 d.c. Es decir, se escribió para los años cuando el Templo en Jerusalén fue sitiado y destruido. Este fue un momento de mucha tensión y de grandes conflictos en Palestina. Los grupos judíos luchaban entre sí. Unos luchaban contra Roma; otros a favor de Roma. Al nivel religioso, reinaba la confusión y se esperaba la intervención milagrosa de Dios para resolver el conflicto.

Aspectos teológicos y pastorales

Por lo tanto, Marcos fue escrito en tiempos de guerra y sufrimiento. Por eso, el evangelio nos presenta una situación tan crítica. En primer lugar, Marcos describe la región de Galilea como un lugar de sufrimiento y pobreza, plagado de enfermos y necesitados. Además, Marcos presenta una gran actividad demoníaca. ¡Tanto es así, que el primer milagro de Jesús consiste en liberar a un endemoniado que se encontraba en la sinagoga de Capernaum (1:21-28)! Finalmente, Marcos presenta a los líderes religiosos como personas incrédulas (3:22-30) y violentas (3:6), dispuestas aún a asesinar a Jesús. Estas calamidades son sólo el reflejo de la situación tan violenta que vivía el pueblo de Israel durante la Guerra Judaica. En resumen, Marcos es una respuesta pastoral a esta situación de sufrimiento.

Para Marcos, estas calamidades y tribulaciones son señales del fin de los tiempos (vea, por ejemplo, Mc. 13:7-8). Por esta razón, Marcos usa el recurso de la teología apocalíptica para explicarle a sus hermanos y hermanas en la fe la situación.

El pensamiento apocalíptico postula que al final de los tiempos habrá una gran batalla escatológica. En esta batalla se enfrentarían las fuerzas del viejo orden contra las fuerzas del reino venidero. Es decir, en esta lucha final se enfrentarían las fuerzas de la muerte y la maldad contra las fuerzas de la vida.

Marcos, pues, afirma que en la declaración programática inicial de Jesús que el Reino de Dios se ha acercado (1:15), dando comienzo la confrontación final. Jesús vence las fuerzas del mal, personificadas en los espíritus inmundos (1:21-27, 3:11, 5:1-20, 6:7, 7:24-30, 9:14-29), los endemoniados (1:32), los demonios (1:34, 1:39, 3:15, 6:13, 16:9 y 16:17) y las fuerzas del caos (4:35-41 y 5:13). La lucha contra estas fuerzas malignas es el principio del fin de las fuerzas de la muerte (3:22-30). Jesús es el enviado de Dios que ha atado al "hombre fuerte" -- la personificación del mal -- y ha saqueado su casa (3:27).

Ahora bien, Marcos deja entender que hay personas y organizaciones sociales que han tomado partido por las fuerzas de la muerte. De hecho, sólo hay dos opciones, estar del lado de Dios (la vida) o estar del lado de la muerte (lea 9:38-40). En su relato, Marcos deja ver claramente de que lado están los líderes religiosos judíos. Para entender esto, el relato de la curación del hombre de la mano seca (Mc. 3:1-6) es clave. En este relato, antes de sanar al enfermo, Jesús les pregunta a los religiosos lo siguiente: “Y les dice: "¿Es lícito en sábado hacer el bien en vez del mal, salvar la vida en vez de destruirla?" Pero ellos callaban” (Marcos 3:4).

El contraste es claro y la respuesta de los religiosos también. Al terminar el relato, Marcos nos indica que los fariseos y los herodianos se confabularon para asesinar a Jesús (3:6). Los líderes religiosos se han aliado con a las fuerzas de la muerte.

Estructura literaria

El relato de la curación del enfermo concluye la primera sección del evangelio de Marcos, que se extiende desde el 1:16 hasta el 3:19. En ella encontramos las siguientes secciones:

A Relato de vocación 1:16-20
B Milagros 1:21-45
* Controversias 2:1-3:6
B' Milagros 3:7-12
A' Relato de vocación 3:13-19

La sección que contiene las controversias se extiende a su vez desde el 2:1 hasta el 3:6

A Historia de milagro-controversia 2:1-12
B Acto profético 2:13-17
* Pregunta sobre el ayuno 2:18-22
B' Acto profético 2:23-28
A' Historia de milagro-controversia 3:1-6

La historia de la curación del hombre de la mano seca concluye y resume las cinco controversias. En este sentido, el verso 3:6 viene a ser tanto el resumen como la conclusión de toda la sección. Es significativo que termina con la primera alusión a la muerte de Jesús en el libro.

Como indicamos anteriormente, la narrativa que nos ocupa sigue la forma conocida como "historia de milagro-controversia." Esta forma sigue la siguiente estructura:

a. Los versos iniciales explican cual es la necesidad de la persona que se acerca a Jesús. En este caso, el texto expresa la necesidad del hombre señalando que el mismo tenía una mano seca (v. 1). Más adelante veremos por qué esto era problemático.
b. A renglón seguido el texto recoge la petición de la persona afectada. Interesantemente, aquí la petición viene en forma indirecta pues eran los mismos líderes religiosos judíos quienes acechaban a Jesús para ver si sanaría al hombre impedido durante el día de reposo (v. 2).
c. Tercero, ocurre el encuentro con Jesús, quien le ordena al hombre levantarse y ponerse en pie en medio de la congregación (v. 3).
d. Por lo regular, en las historias de milagro la sanidad ocurre inmediatamente después del encuentro con Jesús. Por su parte, las historias de milagro-controversia intercalan una discusión entre el encuentro con Jesús y el evento de la sanidad. La discusión gira en torno a la posibilidad del milagro, preguntando si debe llevarse a cabo o no. En este texto, la discusión comienza con una pregunta de parte de Jesús. Sin embargo, los líderes religiosos permanecen callados, faltándole el respeto al Maestro (v. 4).
e. Después de la discusión se lleva a cabo la sanidad. En esta ocasión, la sanidad ocurre cuando la mano le fue restaurada sana al hombre impedido (v. 5).
f. La historia debería terminar dando evidencia de que la sanidad ha ocurrido. En este caso, la narración termina con un verso que recoge la actitud negativa de los líderes religiosos hacia Jesús (v. 6).

La función de este relato es múltiple. En primer lugar, el texto resalta tanto la sabiduría como el poder misericordioso de Jesús. Segundo, la narrativa desenmascara la actitud de los líderes religiosos hacia Jesús. Tercero, el pasaje resalta la lucha de la vida contra la muerte en el Evangelio de Marcos, llamándonos a escoger la Vida, siguiendo la opción y el ejemplo de Jesucristo.

Desde el punto de vista literario, el texto es un "quiasmo", es decir, una estructura concéntrica en la cual se repiten frases similares:

A Otra vez entró Jesús en la sinagoga
B Entonces dijo al hombre que tenía la mano seca: Levántate...
* Y les dijo: ¿Es lícito en sábado hacer el bien en vez del mal, salvar la vida en vez de destruirla?
B Entonces... dijo al hombre
A' Y salidos [de la sinagoga] los fariseos

En el centro del quiasmo se encuentra la frase más importante del pasaje, frase alrededor del cuál el texto se desarrolla y se organiza.

Comentario

Por tercera vez en el Evangelio de Marcos, se hace mención de la entrada de Jesús una sinagoga (v. 1, compare con 1:29 y 39). Entre las personas que se encuentran allí congregadas se encuentran los adversarios de Jesús, quienes esperaban tan solo un error de parte del Maestro para acusarle de ser un falso profeta (v.2).

En la sinagoga, Jesús encuentra a un hombre que tenía una mano seca (vv. 1 y 3). Esta condición no solo le afectaba físicamente pues también tenía consecuencias socio-económicas. Por un lado, su mal le afectaba económicamente, condenándole al desempleo y, por lo tanto, a la pobreza. Por otro, su padecimiento le afectaba socialmente, pues para los judíos la enfermedad era señal de que la persona afectada se encontraba en pecado. En resumen, su enfermedad lo afectaba en todas las áreas de su vida, condenándole a vivir oprimido en un estado de dependencia y miseria.

Jesús le ordena al hombre que se ponga en pie en medio de la congregación (v. 3). Entonces le plantea a los oyentes -- en especial a sus oponentes -- la siguiente pregunta: Y les dice: ¿Es lícito en sábado hacer el bien en vez del mal, salvar la vida en vez de destruirla? (v. 3). Debemos notar que el texto griego dice, literalmente, "matar", en lugar de destruir. En este sentido Jesús establece con toda claridad una oposición entre los siguientes ejes de sentido:

Bien >> Mal

|| ||

Vida >> Muerte

Es decir, el texto establece unas equivalencias y unos contrastes. Hacer el bien es igual a dar vida. Hacer mal es igual a matar. Del mismo modo, lo contrario del bien es la muerte; dejar de hacer un acto de misericordia en beneficio de una persona necesitada es igual a matarla. Lo contrario del mal es la vida; liberar de una situación opresiva a una persona necesitada es igual a darle vida. En este punto debemos preguntar por qué Jesús establece estas equivalencias. La respuesta es muy sencilla. Jesús está re-interpretando la tradición oral judía.

Los maestros de la Ley se habían planteado la pregunta de si era lícito consolar a los afligidos y visitar enfermos en sábado, el día de reposo. Después de largas discusiones se estableció una opinión de consenso: El descanso sabático sólo podía romperse para ayudar a una persona que estuviera pasando por un peligro de muerte. Por ejemplo, si se derrumbaba una casa, se permitía salvar a las personas que estuvieran atrapadas entre los escombros. Pero si se comprobaba que las víctimas habían muerto, el rescate se posponía hasta la caída de la tarde del sábado.

En este texto, Jesús re-interpreta los conceptos "vida" y "muerte". La opresión que padecía el hombre de la mano seca le impedía trabajar y relacionarse con los demás en forma efectiva. Para Jesús, esta situación de opresión socio-económica era un "peligro de muerte" que legitimaba la ruptura del descanso sabático. Proveerle a este hombre impedido los medios para superar esta situación de dependencia y marginación era equivalente a "salvar su vida".

Los líderes religiosos se resistían a aceptar la nueva interpretación de Jesús. Por eso se niegan a contestar la pregunta tan sencilla del maestro, con un silencio irreverente (v.4b). Jesús reacciona a la actitud de los religiosos con sentimientos encontrados (v. 5a). Por un lado se llena de ira; por otro, se entristece ante la dureza del corazón de sus adversarios. El acto de sanidad que Jesús lleva a cabo en el v. 5b es una prueba de que la interpretación de Jesús es correcta. Dios mismo la respalda, sanando al hombre impedido.

El v. 6 resume la situación de los adversarios de Jesús. Aún ante la demostración de poder divino se resisten a creer. En vez de postrarse en fe ante el Hijo de Dios, los líderes fariseos se confabulan con los partidarios de Herodes para destruir a Jesús (v. 6). Esto es más escandaloso si tomamos en cuenta que los fariseos y los herodianos eran enemigos tradicionales. ¡Los religiosos estaban dispuestos a matar para "cumplir" su religión!

Ejercicio #2

Samara es una joven de 29 años. Tiene dos niños, de 4 y 6 años de edad. Desde hace cinco años asiste a la iglesia. Es una líder activa y muy comprometida con la obra. Recientemente se divorció y comenzó a notar el rechazo de un grupo de líderes. No obstante, ha seguido colaborando activamente en la iglesia como presidenta del Comité de Visitación.

Recientemente un grupo de damas se le acercaron para pedirle que evitara visitarlas a sus casas, pues les preocupaba lo que diría la gente cuando la vieran. En la reunión más reciente de la Mesa Directiva de la congregación, Samara presentó su carta de renuncia al Comité de Visitación que ella presidía.

(Analice esta situación, a tenor con las definiciones de mundanalidad y espiritualidad dadas en este estudio).

Notas textuales

1. Sinagoga (v. 1): Se refiere tanto al grupo como al edificio en el cual se reunían los judíos para orar, leer las escrituras y recibir enseñanzas.
2. Un hombre que tenía seca una mano (v. 1): El hombre carecía de movimiento en una mano.
3. Día de reposo (v. 2): Es sinónimo del sábado, el día de descanso ordenado por Dios al pueblo de Israel. Durante el sábado, estaba prohibido trabajar.
4. Fariseos (v. 6): Grupo dirigente judío que se caracterizaba por la observancia rigurosa de la ley y de las tradiciones religiosas antiguas. Políticamente eran ambiguos, pero su neutralidad aparente beneficiaba a los romanos.
5. Herodianos (v. 6): Partidarios de Herodes Antipas, que se mostraron hostiles a Jesús.

Preguntas

1. ¿A quién encontró Jesús al entrar en la sinagoga ? (v. 1)
2. ¿Qué actitud tenían los líderes religiosos judíos hacia Jesús? ¿Por qué le acechaban? ¿Qué propósito perseguían? (v. 2)
3. ¿Qué actitud tomó Jesús ante este desafío? ¿Qué le ordenó Jesús al hombre enfermo? (v. 3)
Pregunta de interpretación: ¿Qué nos enseña este texto sobre el poder y la autoridad de Jesús?
4. ¿Qué le dijo Jesús a quienes le acechaban? (v. 4a)
Pregunta de interpretación: ¿Qué nos enseña este relato sobre la sabiduría de Jesús?
Pregunta de interpretación: ¿Cuál es el principio básico para Jesús? ¿Qué es lo más importante para él, la ley o la vida?
5. ¿Cuál fue la respuesta del grupo a la pregunta de Jesús? (v. 4b).
Pregunta de interpretación: ¿Qué significa para usted el silencio de la audiencia? ¿Acaso el silencio los libera de responsabilidad ante Jesús?
6. ¿Qué sentimientos experimentó Jesús ante aquel silencio? (v. 5).
Pregunta de interpretación: ¿Se puede experimentar enojo y tristeza a la vez? ¿Por qué el texto resalte este contraste de emociones?
7. ¿Qué hizo entonces Jesús con el hombre de la mano seca? (v. 5)
8. ¿Qué actitud tomaron, finalmente, los fariseos y los herodianos hacia Jesús? (v. 6)
Pregunta de interpretación: ¿Qué era más importante para estos grupos dirigentes? ¿El sufrimiento de aquel hombre o sus propias tradiciones religiosas? ¿De qué lado estaban? ¿Del lado de la Vida o del lado de las fuerzas de la muerte?

Para pensar

1. Mientras Jesús les habla de la santidad de la vida, los líderes religiosos judíos -- a pesar de su enemistad tradicional -- se confabulan para matarle. ¿Quién estaba siendo verdaderamente "espiritual"? ¿Quienes estaban demostrando ser "mundanales"?
2. Los religiosos de la época de Jesús insistían en el cumplimiento riguroso de sus ritos y tradiciones. Por su parte, Jesús insiste en liberar a las personas atadas por las fuerzas de la muerte. ¿Quién estaba siendo verdaderamente "espiritual"? ¿Quiénes estaban demostrando ser "mundanales"?
3. Hay personas que dividen el Evangelio en dos partes, afirmando que hay un aspecto "espiritual-individual" y otro "social-comunitario". Jesús nos enseña que sólo hay un Evangelio; el mismo mensaje transforma y libera al ser humano en forma integral. ¿Cómo predicamos nosotros el Evangelio? ¿Presentamos un mensaje dualista o predicamos el Evangelio integral? ¿Por qué nos resistimos a seguir el ejemplo y las enseñanzas de Jesús?
4. Usando el criterio de Jesús -- la lucha entre la Vida y la muerte -- revise sus listas de actividades "espirituales" y "mundanales".