:: Liderazgo

 

Diez Principios de la Teoría Sistémica

Aplicados al manejo de conflicto en la iglesia local

Por Pablo A. Jiménez

 

1. La estabilidad

a. Los sistemas tienden a preservarse. Es decir, tienden a ser estáticos.

b. Una vez establecido, el sistema resistirá todo esfuerzo de cambio pues los cambios presentan una amenaza para los sistemas establecidos.

c. El nombre técnico de esta tendencia a la estabilidad es “homeostasis”.

d. Ejemplo: La juventud de la Iglesia Cristiana Unida habla más inglés que español. La Pastora sugirió que se ofrecieran dos servicios de adoración los domingos en la mañana: uno en español y otro bilingüe. La junta directiva de la iglesia se opuso rotundamente a la idea, tanto así que le pidieron la renuncia.

2. La repetición

a. Los sistemas desarrollan patrones de conducta. Estos patrones le dan un carácter particular a cada sistema.

b. Los sistemas tienden a repetir estos patrones de conducta.

c. Las nuevas generaciones tienden a repetir la conducta de las generaciones anteriores.

d. Ejemplo: La Iglesia de Monte Alto ha generado tres nuevas congregaciones en los pasados 21 años. Sin embargo, esto no se ha debido a un plan de evangelización, sino a las divisiones internas. ¡Cada cinco o seis años un grupo se va enojado por alguna controversia y forma una nueva congregación!

3. Liderazgo

a. Todo sistema tiene líderes. Estos líderes funcionan como las figuras paternales o maternales del sistema. Es decir, en toda Iglesia local hay personas que funcionan como “padres” y “madres” de la congregación.

b. Los líderes principales pueden identificar una categoría de líderes que funcionan como “hermanos o hermanas mayores.” El resto del grupo funciona como “niños menores de edad”.

c. Ejemplo: Gustavo Reynosa es uno de los miembros fundadores de su iglesia local. A lo largo de los años, ha ocupado todos los puestos de autoridad en la iglesia. Hasta ha servido de Pastor interino en momentos de transición. El liderazgo de la iglesia lo estima mucho, tanto así que le consultan antes de votar sobre cualquier asunto administrativo.

4. Cercanía y separación

a. Las personas que participan de un sistema tienen—a la misma vez—dos tendencias contradictorias.

1. Por un lado, tienden a imitar y a mantenerse emocionalmente cerca de las figuras paternales y maternales.

2. Por otro, necesitan diferenciarse de las figuras paternales y maternales para poder desarrollar su personalidad.

b. Ejemplo: Norberto Rivera es un pastor joven, que lleva seis años en el ministerio. Es hijo espiritual del Pastor Rodríguez, quien se distinguía por las jocosas historietas que usaba en todos sus sermones. Norberto predica en forma muy parecida. ¡Hasta imita la voz y los gestos de su antiguo pastor!

5. La diferenciación

a. Las personas que llegan a ser reconocidas como líderes (“adultos”) son las que demuestran tener un carácter, una visión, y una serie de habilidades que le distinguen de las demás.

b. El término técnico para este fenómeno es “diferenciación”.

c. Ejemplo: La Reverenda Hernández sustituyó al Pastor Pérez después de veinte años de ministerio. Al principio, el liderazgo de la iglesia local esperaba que ella actuara igual que el Pastor Pérez. Sin embargo, después de conocer bien la iglesia, la Pastora comenzó toda una serie de programas nuevos que han revitalizado la congregación.

6. El conflicto

a. Es normal que surjan conflictos entre las fuerzas, personas, o eventos que forman un sistema.

b. La “enfermedad” y la “salud” no son estados opuestos, sino complementarios. Es imposible que un sistema funcione perfectamente todo el tiempo.

c. Ejemplo: La Iglesia de Valle Encantado tiene fama de ser una congregación casi perfecta, donde no ocurren conflictos. Sin embargo, la realidad es que la junta directiva está controlada por líderes que no permiten disensión alguna. Cuando alguien se queja reiteradamente, ¡le sugieren que busque otra iglesia!

7. Los triángulos

a. Los conflictos en los sistemas fomentan la formación de alianzas entre algunas de las personas que componen el sistema.

b. Cuando una persona tiene un problema con otra, tiende a buscar la ayuda de una tercera (casi siempre una persona que sea líder del sistema).

c. Ejemplo: Alma y Roberto Calderas fueron a una sesión de consejo pastoral. La conversación fue difícil, pues tocaron asuntos muy delicados. Al final de la entrevista, Alma se quedó en la oficina pastoral mientras Roberto buscaba el auto. Entonces le dijo al Pastor: “No le diga nada a Roberto, pero yo creo que él tiene una amante en la oficina.”

8. La ansiedad

a. La ansiedad fomenta el conflicto en un sistema. Mientras más ansiedad muestre un líder, más inestable será el sistema.

b. La ansiedad aguda fomenta la creación de triángulos enfermizos por medio de la manipulación y el intercambio de información “secreta” (murmuración).

c. Ejemplo: El Pastor Calderón recibió una llamada anónima donde se le informaba de una conspiración para pedirle la renuncia en la próxima reunión de la junta directiva. Inmediatamente hizo una lista de sus “enemigos”, procediendo a llamarlos por teléfono para acusarlos de ser parte del grupo de conspiradores.

9. La reactividad

a. Los sistemas ansiosos tienden a reaccionar de manera seria, rígida, y hasta violenta a todo aquello que perciben como amenazas a su estabilidad.

b. Mientras más violenta sea la reacción del liderazgo, más violenta será la respuesta del sistema.

c. Mientras más calmada sea la reacción del liderazgo, más calmada será la respuesta del sistema.

d. Ejemplo: Las personas que recibieron las llamadas acusatorias del Pastor Calderón se sintieron indignadas por la actitud del ministro. Por eso se citaron en la casa de la familia Tarso para decidir cómo responder. Finalmente, redactaron una carta donde pedían la renuncia del Pastor, la firmaron, y la enviaron a la junta directiva.

10. Nuestra historia familiar

a. Los seres humanos tendemos a repetir los triunfos y los fracasos de nuestras familias de origen.

b. Mientras más problemas tengamos en nuestras familias nucleares (ya sea en las relaciones con nuestros padres, madres, hermanos, hermanas o cónyuges) más problemas tendremos en la iglesia.

c. Ejemplo: Lisa es la persona más conflictiva de su iglesia local. Parece oponerse a cualquier sugerencia o acción del Pastor. Lo que nadie sabe es que cuando Lisa era una adolescente fue seducida por el Pastor de la iglesia a la cual asistía con su familia en aquel entonces. Desde ese entonces, Lisa tiende a oponerse a todo pastor o pastora.