:: Liderazgo

 

10 Sugerencias para el crecimiento

Por Pablo A. Jiménez

 

A continuación sugerimos diez actividades o programas que pueden revitalizar su congregación y conducirla al crecimiento tanto numérico como espiritual.

1. Retiro de planificación

Lleve a cabo un retiro de planificación donde el liderazgo de la congregación determine metas y objetivos a alcanzar durante el nuevo año. El retiro debe llevarse a cabo durante un fin de semana. Invite a un consultor o una consultora que dirija el retiro.

2. Capacite líderes

Identifique personas que ya estén ocupando o que puedan ocupar posiciones de liderazgo. Comience un programa de teológica diseñado especialmente para estos líderes.

3. Renueve la EBD

Lleve a cabo un retiro de capacitación para maestros y maestras de Escuela Bíblica Dominical. Cree nuevas clases, tales como clases bilingües o clases para adultos solteros. Ofrezca clases para líderes donde, el lugar de tener un maestro, todo el grupo estudie y discuta la lección en forma de taller.

4. Ministerios bilingües

Considere esta posibilidad si pertenece a una iglesia hispana en los Estados Unidos. La juventud hispana que vive permanentemente en los Estados Unidos es mayormente bilingüe. Muchas congregaciones pierden la juventud porque sólo ofrecen estudios y servicios en español. No permita que nuestra juventud pierda la fe porque se siente excluida de las actividades de la Iglesia local.

5. Un segundo servicio

Si la asistencia el domingo en la mañana sobrepasa el 80% de la capacidad del templo (por ejemplo, si la Iglesia acomoda 100 personas y la asistencia pasa de 80), considere comenzar otro servicio de adoración. Puede hacer uno temprano en la mañana, cerca de las 8:30 am. Lleve a cabo la escuela bíblica dominical de 10 a 11 am.

Comience el segundo servicio a las 11 am. Notará que la mayorparte de las personas ancianas y envejecientes asistirán al primer servicio, y que la juventud y los matrimonios jóvenes preferirán el segundo. La adoración puede ser más tradicional en el primero y más contemporanea en el segundo. El primero puede ser en español, y el segundo, bilingüe, si su congregación está en los Estados Unidos.

6. Servicios para líderes

Muchos líderes de nuestras congregaciones no disfrutan de los servicios de adoración porque están ocupados en sus ministerios. En vez de adorar, están contando dinero, ofreciendo la comunión, o cuidando niños. Ofrezca un servicio mensual, quincenal, o semanal para estas personas. Minístreles de cerca, orando personalmente por cada una. Estudio la palabra a profundidad. Dele más importancia a la oración que a los cánticos de alabanza.

7. Células por sectores

Divida la congregación por sectores geográficos. Asigne líderes para cada célula o sector. Las células se deben dedicar a la visitación, a la evangelización, y a la oración.

8. Grupos de interés

Organice grupos que se reúnan para hacer cosas que tradicionalmente la Iglesia no auspicia, tales como cocinar, hacer manualidades, o aprender mecánica de automóviles. La actividad no es lo primordial; lo importante es que el grupo dedique una buena media hora a la oración y la lectura de la Biblia antes de llevar a cabo su actividad.

9. Conflicto y mediación

Identifique los distintos grupos de personas que puedan estar disgustadas por alguna u otra razón. Identifique, también, los líderes de dichos grupos. Busque una persona recurso que le ayude a mediar la situación. Esa misma persona quizás pueda ofrecer un taller sobre manejo de conflicto en la Iglesia local.

10. ¡Ore!

Ore a Dios pidiendo que le revele una nueva visión que renueve su congregación y su ministerio. Quiera Dios bendecirle, contestando su oración.