:: Estudios Bíblicos

Reseña Bibliográfica

Pagán, Samuel. Apocalipsis: Visión y Misión. Editorial Caribe, Miami, 1993.

Por Pablo A. Jiménez

(Esta reseña fue publicada originalmente en la revista Apuntes 14:2 (Primavera 1994): 62-63.)


El estudio del libro del Apocalipsis es vital, tanto para la Iglesia hispana en particular como para la sociedad contemporánea en general. Esto es así por varias razones. En primer lugar, los medios de comunicación masiva usan la palabra "apocalíptico" como sinónimo de "terrible y espantoso", creando confusión y levantando temores en la gente. Segundo, en el mundo evangélico hispano predomina la interpretación del Apocalipsis que Pagán llama "futurista, dispensacionalista, o literalista" (pp. 38-39). Esta sostiene que las visiones del libro deben ser decodificadas para saber lo que sucederá en los últimos días de la historia humana. Los exponentes de esta escuela difieren entre sí sobre la interpretación de los diferentes símbolos. Esto abona a la confusión de nuestro pueblo. Tercero, el libro de Apocalipsis, de por sí, es difícil de entender. Esto se debe mayormente a que fue escrito en un tiempo de persecución y angustia, forzando a la Iglesia naciente a expresar su mensaje por medio de imágenes del Antiguo Testamento. Imágenes que los fieles comprendían, pero los perseguidores no ("El que tiene oídos para oír, oiga").

Apocalipsis: Visión y misión es una herramienta excelente para el estudio del libro de la Revelación. El Dr. Pagán ha escrito una presentación sencilla, clara y concisa al último libro de la Biblia. En la introducción plantea varios asuntos metodológicos de importancia y nos deja saber que el libro no sólo presentará puntos exegéticos sino que también explorará el mensaje del Apocalipsis para la Iglesia de hoy. El primer capítulo habla del desarrollo de la literatura apocalíptica y nos prepara para el segundo, que bosqueja el Apocalipsis, resume la historia de la interpretación del libro y presenta la ideología romana del culto al emperador como el problema principal que enfrentaba la comunidad cristiana en Roma. Esta parte introductoria se redondea en el tercer capítulo, que explora el lenguaje apocalíptico.

En este punto el libro cambia de tono. Una vez establecidos los puntos introductorios, los capítulos cuatro al seis exploran temas específicos, tales como la Segunda venida de Cristo (cuatro), el Juicio de Dios (cinco) y la Guerra santa y la batalla del Armagedón (seis). Como todos sabemos, la discusión de estos temas es motivo de grandes debates en el mundo evangélico. Sin embargo, Pagán sabe tratarlos con tacto, sin perder altura académica.

El capítulo final del libro se titula "Hacia un ministerio apocalíptico". En el mismo, Pagán nos llama a desenmascarar "a las instituciones e individuos que asimilan, afirman y propagan postulados y valores satánicos" (p. 89); a desarrollar un ministerio que consuele a las víctimas y proclame el juicio de Dios a los victimarios; a incorporar "valores y enseñanzas proféticas" (p. 92) en nuestro ministerio; y a afirmar la importancia de la fidelidad a Dios. Sin duda alguna, éste es el capítulo más importante del libro.

En términos generales, el contenido del libro es excelente. Sin embargo, creo que quedaron algunos temas en el tintero. Por ejemplo, Pagán no habla sobre la controversia que se ha desarrollado en torno al "el rapto" y al "arrebatamiento de la iglesia". Cualquier Pastor sabe que --aunque la Biblia no emplea la palabra "rapto"-- la mayor parte de los miembros de nuestras iglesias entienden que esta es una doctrina bíblica y que hay grandes debates en torno al tema. Del mismo modo, Pagán sólo menciona de pasada el origen del dispensacionalismo y no explora las deficiencias de esta escuela de interpretación. Sería muy beneficioso que en un futuro cercano se trataran estos temas en un libro de este calibre.

En conclusión, el Dr. Samuel Pagán ha producido un libro muy útil tanto para el liderazgo laico de nuestras iglesias como para los pastores y las pastoras que las nutren. Del mismo modo, el libro sería un excelente texto para cursos exegéticos tanto a nivel de instituto bíblico como de seminario.